Buscando Empleo

Estrategias Alternativas para Buscar un Trabajo

Los Headhunters vs las Redes Sociales

Probablemente todos los que hemos buscado trabajo hemos oido hablar de los Headhunters. Los que hemos tenido la oportunidad de tratar con ellos seguramente tenemos opiniones muy diversas, dependiendo de “como nos fue en la feria”:

* Tuvimos una entrevista en la que el Headhunter nos bombardeo con preguntas, buscando nuestras debilidades y poniendo el reflector sobre ellas, hasta que nos preguntamos por que alguien tuvo la loca idea de contratarnos alguna vez.

* Nos reunimos con Headhunter que nos hizo unas cuantas preguntas, tomo unas notas, nos dio las gracias y jamas volvimos a saber de el.

* Un Headhunter nos hablo, nos dijo que tenian una vacante perfecta para nosotros, tuvieron una breve reunion y rapidamente los presento con el interesado, que efectivamente termino contratandolos.

Yo en particular, he vivido las tres anteriores, y supongo que cada quien tiene una historia que contar.

Es interesante la situación de los Headhunters, que usualmente buscan filtrar y encontrar a lo mejor del talento, y que se basan en un entendimiento (idealmente) muy detallado de las necesidades del usuario final. Tradicionalmente son un paso adicional pero necesario para poder llegar a los mejores candidatos, los que cumplen con la lista de requisitos, y entrevistar exclusivamente a estos.

Sin embargo, en esta era de desintermediación, en la que desaparecen los agentes de viajes con Expedia y Mercadolibre nos lleva directo con los dueños de la mercancia, las redes sociales parecen estar creando una nueva vía para conseguir trabajo. Es un tema interesante: si en LinkedIn puedo buscar a los profesionales de cierta industria, con ciertas credenciales en cierta ubicación y con interés en conseguir un nuevo trabajo, para que necesito conseguir un Headhunter?

Esto coloca en un predicamento a los Headhunters: cual es su valor agregado contra las redes sociales? El desempeño de un Headhunter puede medirse en dos dimensiones: su habilidad para contactar un universo de gente y su capacidad para filtrar los elementos que no se adaptan a la perfección al candidato que busca. Las herramientas de LinkedIn (www.linkedin.com), por ejemplo, sirven precisamente para esta busqueda de los profesionales idoneos para una tarea particular (como proveedores, clientes ó empleados). De hecho, es notoria la prescencia de los Headhunters en los grupos de LinkedIn, lo que hace pensar que están explotando la información que esta red les ofrece.

Tal vez la respuesta para los Headhunters se vuelva precisamente su habilidad para poder hacer uso de las redes sociales para ubicar a la gente que nadie más tiene, a los talentos que el empleador busca. Un Headhunter con una presencia fuerte en LinkedIn, y los conocimientos necesarios para poder ubicar rapidamente los recursos que necesita esta en una franca ventaja contra otro que usa los metodos “tradicionales”.

Ahora bien, que sucede con los candidatos que aprenden a utilizar LinkedIn? Y no solo para darse de alta y manejarlo como un “curriculum electrónico”, si no para promocionarse entre los miembros de su industria ó con las empresas con las que le interesa trabajar? Si usted de vuelve su propio Headhunter? Hablaremos de estas posibilidades en un próximo post.

Tu Marca Personal

Hace algunos años leí en la revista FastCompany sobre la “Marca personal” (Brand You). El articulo maneja la idea de que la mejor oportunidad que todos tenemos de sobresalir consiste en una administración consciente de nuestra Marca  Personal.

Podemos considerar que este articulo, junto con “El Fin del Trabajo” (“The End of the Job“) es un precursor de la situación actual: los trabajos permanentes han desaparecido (si no en lo formal si en lo práctico: nadie espera estar empleado de por vida), y cada vez más tenemos que tener las herramientas de la búsqueda de nuevos empleos perfectamente pulidas y listas para la batalla, para buscar nuevos horizontes antes de que nos jalen el tapete, ó para levantarnos ya que nos lo hayan jalado.

Claro, que este es el tipo de cosas que a uno  no le enseñan en la carrera, y el mantenimiento, crecimiento y promoción de la Marca Personal es algo que casi todos tenemos que aprender por el camino. Afortunadamente, a últimas fechas, el crecimiento del web marketing, las redes sociales, etc. nos han dado más herramientas para cuidar la marca. Hoy en día hay que tener, por lo menos:

  • Un perfil en LinkedIn: Una mezcla entre tarjeta de presentación y CV, aqui es donde los headhunters buscan y evalúan candidatos. Si no ha creado un perfil en LinkedIn, hagalo hoy, y procure que sea vendedor, de preferencia en más de un idioma.
  • Una Cuenta de Twitter: El que pega primero, pega dos veces, y no hay manera más rápida de comunicarse que en Twitter.
  • Un Blog: Si quiere dar a conocer su trabajo, sus virtudes y sus logros, nada como un sitio propio (vinculado a su perfil de LinkedIn, por supuesto)

El nombre del juego es crear distintivos, que lamen la atención y que hagan a los reclutadores y capitanes de empresa ver dos veces, en un mar de gente y curriculums, confiar en los metodos de antaño es muy arriesgado. Entre más presencia haya en línea, más fácil es pasar de buscar trabajos a recibir ofertas.

En los proximos posts hablaré de tips para establecer rápidamente una presencia en LinkedIn, como explotar Twitter para obtener tips de empleos y observaciones sobre los Blogs y su uso.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.